La implementación de ayudas técnicas auditivas es una posibilidad de preservar la estimulación del sistema auditivo y evitar la presencia de aquellas alteraciones que puedan afectar la vida de una persona.

El uso de audífonos adaptados de forma correcta no empeora la audición ni tampoco evitará que ésta siga aumentando. Sin embargo, se debe tener la precaución de realizar exámenes auditivos anuales, con el fin de conocer el estado de su salud auditiva. El Fonoaudiólogo nunca recomendará a un usuario el uso de una prótesis auditiva de otra persona, ya que estos están configurados individualmente, similar que los lentes ópticos.

Existe aún muchas reticencia por parte de las empresas o empleadores a la hora de incluir personas en situación de discapacidad.

Los prejuicios relacionados con los audífonos sólo hacen retrasar y empeorar las buenas expectativas existentes de la utilización de audífonos para sordos, en usuarios con diagnóstico precoz.

A nivel mundial, la pérdida de audición es considerada como la quinta causa principal de los años vividos con discapacidad. El buen cuidado de la salud auditiva permite a las personas mantener sus habilidades para comunicarse en sus entornos de manera culturalmente apropiada.

Es muy importante que las comunidades educativas se sensibilicen acerca de la especificidad que implica el abordaje de la violencia escolar en los niños y niñas con alguna discapacidad o necesidad educativa especial.

Gracias a la Ley de inclusión laboral, las empresas han comenzado a introducirse en la cultura de las personas con discapacidad y la inclusión. Sin embargo, frecuentemente no cuentan con las herramientas necesarias para realizar un proceso de inclusión exitoso, siendo de suma importancia asesorarse por organismos especializados en el tema y que cuenten con experiencia que lo avale.

Las causas de abandono del sistema de inclusión educativa o su pobre asistencia neta en ella poseen múltiples causas. La falta de competencias en las comunidades escolares para acoger a NNA con discapacidad (o necesidades educativas especiales) es particularmente alarmante en las diversas comunidades educativas.

En ambos casos, la prevención de la pérdida de la audición es trascendental. Esto consiste en generar medidas prácticas para evitar la pérdida de la audición y su empeoramiento relacionado con la edad.

Existe desconocimiento de la realidad de las personas con discapacidad. Esto influye en la existencia de variados estereotipos y prejuicios en torno a estas personas, cuyas barreras que se deben romper y sobrellevar las familias de una persona con discapacidad.

Please reload